Desarrollo socioemocional y su relación con los talleres

El desarrollo personal y social es un proceso gradual en el que el estudiante explora, identifica y reflexiona sobre sí mismo; toma conciencia de sus responsabilidades, así como de sus capacidades, habilidades, destrezas, necesidades, gustos, intereses y expectativas para desarrollar su identidad personal y colectiva.

En los espacios de talleres se pone especial atención en promover relaciones de convivencia que fortalezcan el autoconocimiento para comprender el entorno en el que se desenvuelven, interactuar con empatía en grupos heterogéneos, resolver conflictos de manera asertiva y establecer vínculos positivos con el mundo. De esta manera, se pretende que los estudiantes sean capaces de afrontar los retos que plantea la sociedad actual, desarrollen un sentido de pertenencia a diversos grupos y valoren la diversidad cultural.


Es necesario tener presente que para conseguir el desarrollo integral de la persona no solo es necesario ser competente a nivel de contenidos curriculares sino que también es imprescindible conocer nuestras emociones y saber trasmitirlas, así como saber entender las emociones de los demás.


El arte, en todas sus facetas, es un vehículo muy importante para trasmitir y entender las emociones. Por medio del arte, los estudiantes aprenden otras formas de comunicarse, a expresarse de manera original, única e intencional mediante el uso del cuerpo, los movimientos, el espacio, el tiempo, los sonidos, las formas y el color; y desarrollan un pensamiento artístico que les permite integrar la sensibilidad estética con otras habilidades complejas de pensamiento. Las artes son lenguajes estéticos estructurados que hacen perceptibles en el mundo externo, ideas, sueños, experiencias, pensamientos, sentimientos, posturas y reflexiones que forman parte del mundo interior de los artistas.

   

Es por ello que tratamos de brindar a los estudiantes oportunidades para aprender y valorar los procesos de creación y apreciación de las artes visuales, la danza, la música y el teatro. La educación emocional por medio del arte, fortalecerá en nuestros niños y adolescentes las siguientes capacidades:

1. Conocer sus propias emociones (autoconocimiento)

2. Autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás (asertividad)

3. Ordenar las emociones al servicio de un objetivo (auto motivación)

4. Reconocer las emociones de los demás (empatía)

5. Relacionarse con los demás en una convivencia pacífica y saludable (manejar las emociones)

6. Tener actitud positiva

7. Controlar sus sentimientos y emociones: Sabe esperar. Tolera la frustración y es capaz de demorar gratificaciones.

8. Es capaz de tomar decisiones adecuadas

9. Sabe dar y recibir

10. Tiene valores que dan sentido a su vida

La Educación Física dinamiza corporalmente a los alumnos a partir de actividades que desarrollan su corporeidad, motricidad y creatividad. En esta área, los estudiantes ponen a prueba sus capacidades, habilidades y destrezas motrices mediante el juego motor, la iniciación deportiva y el deporte educativo. Este espacio también es un promotor de estilos de vida activos y saludables asociados con el conocimiento y cuidado del cuerpo y la práctica de
la actividad física.

 
Al ser un área eminentemente práctica brinda aprendizajes y experiencias para reconocer, aceptar y cuidar el cuerpo; explorar y vivenciar las capacidades, habilidades y destrezas; proponer y solucionar problemas motores; emplear el potencial creativo y el pensamiento estratégico; asumir valores y actitudes asertivas; promover el juego limpio; establecer ambientes de convivencia sanos y pacíficos; y adquirir estilos de vida activos y saludables, los cuales representan aspectos que influyen en la vida cotidiana de los estudiantes.

La educación emocional a través de la educación física favorece:

1. La seguridad en los niños para realizar actividades (autoconfianza)

2. Reconocer sus habilidades y las de los demás (autoconocimiento y empatía)

3. Reconocimiento de sus sensaciones corporales y emocionales

4. Canalizar los estados de estrés

5. Aprender a trabajar de manera individual y colaborativa a través del trabajo en equipo